La Defensoría hizo un monitoreo en la Unidad Penal N° 1 de Olmos

30 de septiembre de 2019 |

La visita a la Unidad Penal N°1 de Olmos, apuntó a monitorear el cumplimiento del fallo judicial que prohibió el ingreso de más detenidos al establecimiento y ordenó acciones para que las personas privadas de su libertad estén alojadas en condiciones dignas. 

Encabezada por el Adjunto en Derechos Humanos y Salud, Marcelo Honores, y el secretario de Promoción de DDHH, Luis Rech, el equipo interdisciplinario de la Defensoría analizó junto a las autoridades del centro de detención el cumplimiento del habeas corpus resuelto por el juez de Ejecución Penal N° 2 de La Plata, Nicolás Villafañe.

La resolución judicial, además restringir el acceso de más detenidos por 120 días, estableció que la provisión de colchones debe ser acorde a la cantidad de personas privadas de libertad, “suprimiendo el descanso en el suelo, sin colchones, sin camastros o a la espera de turno para el descanso”.

En ese sentido, las autoridades penitenciarias detallaron que la población de la Unidad verificó una disminución de 45 personas con lo que en la actualidad el número asciende a 2.952, con un faltante de 200 colchones, tema que, confiaron, se “solucionaría a la brevedad”.

Honores dijo que “es preocupación constante de la Defensoría del Pueblo velar por las condiciones dignas de detención, siendo motivo de especial inquietud la situación de superpoblación que se da en general en el Servicio Penitenciario Bonaerense, lo que nos obliga a requerir informes periódicos a las unidades, en particular a las alcanzadas por el amparo, la Unidad N°1 de Olmos y la N°28 de Magdalena.

Durante la recorrida, de la que participaron Matías Zurigaray y Julián González, también se hablaron temas referidos al servicio de salud, disponibilidad de móviles, recursos humanos y provisión de alimentos.