Comunicado de Prensa
Modificar tamaño de texto
La Defensoría pidió explicaciones por las bajas en la Asignación Universal por Hijo

Luego de que se conociera una reducción de más de 200.000 beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) durante el primer trimestre del año, la Defensoría del Pueblo bonaerense le solicitó informes a la Anses para que dé detalles de esta situación.

“En esta etapa de retracción económica no podemos dejar de preocuparnos por los beneficios que perciben los sectores más vulnerables, además del interés superior del niño sobre cuestiones administrativas”, sostuvo el Defensor del Pueblo Adjunto General, Walter Martello.

La postura de la Defensoría tiene que ver con lo publicado por medios periodísticos, quienes detallaron que en enero los beneficiarios de la AUH eran 3.980.755, mientras que en marzo esa cifra se redujo a 3.749.213.
Si bien las bajas están relacionadas con incumplimientos en la presentación de la documentación necesaria para conservar el beneficio -puntualmente el abandono de la escolaridad-, cualquier medida que se tome en este sentido debe tener “una política alternativa que evite mayor desamparo en jóvenes y niños”, sostuvo Martello.

En ese contexto, en la provincia de Buenos Aires, al concentrar más del 40 por ciento de la población en situación de vulnerabilidad, el impacto es aún mayor que en el resto del país. De todas formas, cada beneficiario es un caso que, ante la quita de un beneficio, debe atenderse en forma individual.
El requerimiento de la Defensoría se da también como respuesta a que estas cifras ensombrecen el avance que promovió la administración nacional al incorporar como beneficiarios a los hijos de monotributistas.
La Plata, 17 de julio de 2017
Prensa
Defensor del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires