Comunicado de Prensa
Modificar tamaño de texto
Liberaron a Celina Benítez, tras la denuncia por torturas hecha por la Defensoría

Luego de la denuncia por apremios ilegales, malos tratos y torturas hecha por el Observatorio de Violencia de Género (OVG) de la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires, la Justicia liberó por una medida  de excarcelación extraordinaria a Celina Benítez, quien se encontraba detenida por "abandono de persona" tras la muerte de su hija.
 
El Juzgado de Garantías Nº 7 de Pilar hizo lugar a la intervención de la Defensoría que se tramitó en la Unidad Fiscal de Tigre, por la cual se había puesto el foco en la violencia sufrida por Benítez durante su detención en la Comisaria de Villa Astolfi de ese partido.
 
Benítez se encontraba alojada en la Unidad Penal Nº 45 de Melchor Romero tras el abuso sexual, lesiones y asesinato de Melina Milagros, su hija de dos años. Por este hecho, también fue detenido el padrastro de la menor, Luis Carlos Alonzo, quien a los pocos días apareció muerto en su celda.
 
Tras la actuación del OVG, basada en una entrevista donde la acusada narró una serie de maltratos durante su detención en manos de personal femenino y masculino, Benítez fue citada a  declarar en  una audiencia que determinó su liberación, aunque sigue imputada en la causa por la que se investiga la muerte de su hija.
 
Durante el encuentro con el OVG, Benítez había relatado que "me hicieron sentar en una silla esposada y con frio en un patio. Luego me llevaron a una celda chiquita. La mujer policía me pegaba en la panza y me daba cachetadas. Me decía ‘paraguaya de mierda, confesá que vos entregaste a tu hija’, que como yo no valía nada como mujer la entregué para que la abusara".
 
Además, contó que sufría violencia de género por parte de expareja. "Era muy violento, no me dejaba salir, no me dejaba hablar con la vecina, salir de la casa. Tenía miedo que yo me encontrara con el papá de Milagros. Decía que si salía era porque tenía otro. Muchas veces me pegaba y yo le decía que lo iba a denunciar. No le conté a nadie. Le tenía miedo. Me amenazó con matarme con un cuchillo", narró.
La Plata, 29 de junio de 2015
Prensa
Defensor del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires