Comunicado de Prensa
Modificar tamaño de texto
La Defensoría ante el Día Mundial de la Salud

Al conmemorarse el 6 de abril el Día Mundial de la Salud, la Adjuntía en Derechos Humanos y Usuarios de Servicios de Salud, de la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires, se sumó a los postulados de la campaña anual de la OMS, que identificó a la depresión como la principal causa de problemas de salud y discapacidad en todo el mundo, al afectar a más de 300 millones de personas.

Para instalar a la depresión al tope del ranking de dolencias que jaquean a la sociedad globalizada, la Organización Mundial de la Salud identificó un crecimiento del mal del 18% entre 2005 y 2015. Y en ese sentido sostuvo que la falta de apoyo a las personas con trastornos mentales, junto con el miedo al estigma, impiden que muchos accedan al tratamiento que necesitan para vivir vidas saludables y productivas.

La OMS en su campaña 2017, "Depresión: hablemos", promueve que cada vez más personas en todo el mundo, busquen y obtengan ayuda para enfrentar esta enfermedad de los tiempos modernos.

En ese sentido, el Defensor del Pueblo Adjunto en DDHH y Usuarios de Servicios de Salud, Marcelo Honores, hizo propias las palabras de la directora general de la OMS, Margaret Chan, que dijo: "Estas nuevas cifras son un llamado de atención a todos los países, para que reconsideren sus enfoques sobre la salud mental y la traten con la urgencia que merece".

En América, cerca de 50 millones de personas vivían con depresión en 2015, alrededor del 5% de la población. "La depresión nos afecta a todos. No discrimina por edad, raza o  historia personal. Puede dañar las relaciones, interferir con la capacidad de las personas para ganarse la vida, y reducir su sentido de la autoestima", señaló la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa F. Etienne. Sin embargo, dijo, "incluso la depresión más grave se puede superar con un tratamiento adecuado”.

Una de las barreras para buscar tratamiento son los prejuicios y la discriminación. "El continuo estigma asociado con la enfermedad mental fue la razón por la que decidimos nombrar nuestra campaña Depresión: hablemos", sostuvo el director del departamento de Salud Mental y Abuso de Sustancias de la OMS, Shekhar Saxena.

“Nos sumamos a la campaña de la Organización Mundial de la Salud porque es nuestra responsabilidad la promoción de derechos, y al mismo tiempo entendemos que el acceso a los servicios de salud - públicos y privados- en condiciones dignas y equitativas, es una obligación que el Estado debe garantizar. Por eso, desde la Defensoría del Pueblo nos sumamos al compromiso de la OMS de enfrentar a la depresión, un mal que se ha multiplicado en la esta era de profundos cambios que acompaña a la globalización”, concluyó Honores.
La Plata, 7 de abril de 2017
Prensa
Defensor del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires