Comunicado Institucional
Modificar tamaño de texto
El OVG informó al Comité de DDHH de la ONU sobre la situación de personas trans y travestis

La Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires recomendó, a través del Observatorio de Violencia de Género, tener en cuenta cinco ejes problemáticos para las personas trans y travestis que habitan la Provincia. El documento, que está dirigido al Comité de Derechos Humanos de la ONU, pide formular recomendaciones en torno al registro respetuoso de la identidad de género, el alojamiento en dependencias policiales y penitenciarias de personas trans y travestis, el cupo laboral, la adecuación del marco legal provincial en materia de explotación sexual y trata de personas y el accionar de las fuerzas policiales, en el marco del respeto y vigencia de la ley de identidad de género.

La presentación fue hecha por el Observatorio de Violencia de Género (OVG) con el fin de brindar elementos diagnósticos para la corrección de políticas públicas y mecanismos institucionales que vulneran derechos. A través de su monitoreo, el OVG ha registrado actos de violencia, persecución y hostigamiento por parte de la Policía de la provincia de Buenos Aires en las ciudades de La Plata, Mar del Plata y Esteban Echeverría, el incumplimiento de la Ley de Identidad de Género en trámites administrativos y judiciales, prácticas judiciales estigmatizantes que criminalizan a las personas trans y travestis, falta de políticas de inclusión laboral, violencia ejercida contra trans y travestis alojadas en alcaldías y penitenciarías, e incumplimiento por parte del Estado provincial y los municipales de la normativa vigente en materia de explotación sexual y trata de personas.

En colaboración con las organizaciones Akahatá -Equipo de Trabajo en Sexualidades y Géneros- y Heartland Alliance for Human Needs and Human Rights, el OVG expone en este informe la grave situación por la que atraviesan las personas trans y travestis en la provincia de Buenos Aires. El documento proporciona información adicional a la presentada oportunamente por el Estado argentino ante la ONU. En base a las situaciones advertidas, se solicitó al Comité de Derechos Humanos que formule las siguientes recomendaciones al Estado Argentino:

Registros. Se advierte la importancia de incorporar en las áreas gubernamentales y judiciales un registro respetuoso de las identidades de género, a fin de permitir la producción de distintas estadísticas.

Alojamiento en dependencias policiales y penitenciarias. Se considera necesario que el Ministerio de Justicia de la provincia de Buenos Aires defina una política penitenciaria respetuosa de los derechos consagrados en materia de identidad de género y realice una adecuación de la reglamentación interna para garantizar el derecho a la no discriminación de las personas trans y travestis detenidos/as en unidades carcelarias de la provincia de Buenos Aires.

Cupo Laboral. Se reglamente en el ámbito de la Provincia la ley de cupo laboral para la inclusión efectiva en el sector público provincial y municipal de un cupo mínimo de, al menos, un uno por ciento (1%) de los empleos para el colectivo travestis, transexuales y transgénero. La reglamentación debería incluir aspectos básicos, como un plan de capacitación también a cargo de los distintos niveles estatales que garantice, en términos de acciones positivas, un acceso igualitario a la “idoneidad” exigida por la Ley provincial. Asimismo, establecer una meta temporal a fin de que el Estado provincial asuma el compromiso de alcanzar el logro en un plazo determinado para que no se diluya el compromiso legislativo en el tiempo.

Marco legal. Se adecue la normativa provincial y municipal vigente en la provincia de Buenos Aires para que sea un todo armónico junto a los estándares establecidos desde la normativa nacional e internacional en materia de explotación sexual y trata de personas, alentando al poder legislativo provincial a sancionar las leyes necesarias. E instar al poder judicial a declarar la incongruencia normativa en los casos en los que sea necesario, anulando procedimientos y estableciendo la prevalencia de los estándares internacionales por sobre intereses de persecución criminal.

En relación a las fuerzas policiales. Se considera necesario que el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires defina una política de seguridad respetuosa de los derechos consagrados en materia de identidad de género, trata y explotación de la prostitución y adopte decisiones políticas y de mando, realizando capacitaciones y dictando academias para abordar conflictos urbanos donde se hallen involucradas personas personas trans y travestis.

Para leer el informe completo, hacé clic aquí o visitá el micrositio del Observatorio de Violencia de Género.
La Plata, 24 de junio de 2016
Defensor del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires